EL COMPROMISO DE CASPE

 

 

   FERNANDO  I  DE ANTEQUERA Y EL  COMPROMISO DE CASPE

El once de febrero conmemoramos el 590 aniversario de la coronación de Fernando I  de Antequera, elegido rey en el Compromiso de Caspe; con él comenzó a reinar en Aragón  la dinastía de Trastámara.

Era un domingo, once de febrero de 1414, cuando tuvo lugar la coronación  de Fernando I, en la catedral de La Seo, en una solemne ceremonia en la que estuvieron presentes, además de su mujer y de sus cinco hijos, eminentes prelados como el arzobispo de Tarragona y los obispos de Huesca, Barcelona y Segovia. Fue ungido por el obispo de Huesca que era el prelado de mayor antigüedad. Terminada la ceremonia, la comitiva desfiló por las calles de la ciudad desde la catedral de La Seo hasta la Aljafería. Iba el rey montado en un caballo blanco, acompañado por sus hijos y una gran comitiva de nobles y caballeros, mientras las gentes aplaudían y aclamaban al rey. A las cuatro de la tarde comenzó el gran banquete en los salones de la Aljafería en medio de un gran ambiente festivo.

 

               

 Pero, ¿quién era Fernando I de Antequera?

Debemos retroceder en la historia para recordar que el 31 de mayo de 1410 fallecía el rey de Aragón Martín I el Humano, sin dejar heredero directo y planteando un grave problema sucesorio. Varios pretendientes que alegaban derechos sucesorios, provocaron escaramuzas y enfrentamientos armados con gran derramamiento de sangre, hasta tal punto que llegó a temerse que se  produjera  una guerra civil en todo el reino.

                Don Pedro de Luna, más conocido como el papa Benedicto XIII, hizo un llamamiento al orden y propuso que se reunieran compromisarios de los tres estados de la Corona de Aragón y estudiasen el problema pacíficamente y siguiendo cauces parlamentarios.

                Los parlamentarios catalanes se reunieron en Tortosa, los aragoneses lo hicieron en Alcañiz y los valencianos se reunieron en Vinaroz. De estas reuniones salió la decisión de que participasen tres delegados o jueces de cada uno de los reinos que integraban la corona y así se llegó a la Concordia de Alcañiz  el 15 de febrero de 1412.

                Todos los compromisarios acordaron reunirse en la villa de Caspe, por ser esta ciudad equidistante de las tres capitales, Zaragoza, Barcelona y Valencia y porque el alcalde de la villa había garantizado la seguridad de los asistentes. Así pues, en abril de 1412 dieron comienzo las negociaciones y se prolongaron hasta el 28 de junio de ese mismo año.

                Se acordó que el que resultase elegido debería obtener la mayoría de votos y al menos, un representante de cada reino.

En representación de Cataluña intervinieron:

                D. Pedro de Sagarriga, arzobispo de Tarragona

                D. Guillén de Valseca,  prestigioso jurista

                D. Bernardo Gualves, prestigioso burgués de Barcelona.

Los tres compromisarios de Aragón fueron:

                D. Domingo Ram, obispo de Huesca

                D. Francisco de Aranda, monje cartujo

                D. Berenguer de Bardají, letrado

Por parte de Valencia participaron:

                D. Vicente Ferrer, teólogo dominico (más tarde fue San Vicente Ferrer)

                D. Bonifacio Ferrer, cartujo y hermano del anterior

                D. Giner de Rabasá, jurista. Éste alegando enfermedad renunció y le sustituyó el letrado D. Pedro Bertrán.

Los candidatos que alegaban mejores derechos eran:

D. Alfonso, duque de Gandía, conde de Ribagorza y Denia, biznieto de Jaime II de Argón y lugarteniente de Martín I hijo.

D. Jaime , conde de Urgell, biznieto de Alfonso III de Aragón y cuñado de Martín I.

D. Fernando de Antequera, regente de Castilla, hijo de Juan I de Castilla y Dª Leonor  y nieto de Pedro IV de Aragón.

D. Luis, duque de Calabria, hijo e D.Pedro, conde de Ampurias y nieto de Jaime II de Aragón.

D. Fadrique, hijo natural de Martín de Sicilia y nieto por vía bastarda de Martín  el Humano.

Tras largas deliberaciones consideraron,  que lo más favorable para Aragón sería la candidatura de .D Fernando, pues Jaime de Urgell había caído en desprestigio al verse implicado en el asesinato del arzobispo de Zaragoza   D. García Fernández de Heredia , en La Almunia de Dña Godina, por gentes que apoyaban su candidatura.

 

Entrando en el capítulo de votaciones las cosas quedaron así:

En Aragón:

Domingo Ram dio su voto a Fernando de Antequera

Francisco de Aranda voto a Fernando de Antequera

Berenguer de Bardaji también votó a Fernando de Antequera

En Valencia:

Vicente Ferrer votó a Fernando de Antequera

Bonifacio Ferrer también votó a Fernando de Antequera

Pedro Bertrán se abstuvo.

En Cataluña:

Pedro Sagarriga votó a Jaime de Urgell

Guillén de Vallseca también votó a Jaime de Urgell

Bernardo de Gualves tuvo sus dudas pero por fín decidió votar a Fernando de Antequera, con lo cual le dio el nombramiento como rey.

Con los tres votos de Aragón, dos de Valencia y uno de Cataluña, conseguía la mayoría de votos y además se cumplía que tenía al menos un representante de cada reino.

Las decisiones de los compromisarios fueron publicadas el 28 de junio de 1412, siendo muy bien acogidos los resultados en Zaragoza y con menos interés en Valencia y Barcelona, pero todos aceptaron la decisión.  La dinastía catalano-aragonesa iniciada con Alfonso II se había extinguido y empezaba una nueva etapa histórica con la llegada de los Trastámaras de Castilla representada por Fernando I de Antequera.

El 5 de Agosto de 1412 entraba triunfante en Zaragoza D.Fernando I y el 3 de Septiembre juró los fueros en La Seo, en presencia del Justicia de Aragón. Fue el 5 de septiembre del mismo año cuando Las Cortes de Zaragoza lo juraron y reconocieron como legítimo rey de Aragón.

La coronación religiosa se produjo dos años más tarde (11 de febrero 1414) ya que todavía Jaime de Urgell se mantenía en rebeldía y no lo reconocía como rey. Las tropas de Fernando I pusieron sitio a la villa de Balaguer y Jaime de Urgell tuvo que rendirse.

D. Fernando I (el que había conquistado la ciudad de Antequera), fue un gran rey de Aragón; buscó el bienestar de todos los reinos y propició y desarrolló la expansión del comercio catalán. Murió en Igualada en 1416 cuando tan sólo había reinado 4 años.

 

                                                                                              Jesús de Vicente Meléndez

                                                                                              Departamento de Geografía e Historia

 

VOLVER A RECURSOS

VOLVER A ARAGÓN